Crepes con pollo

Si hay un ingrediente versátil en el mundo de la gastronomía, ese es el pollo. Puedes encontrar infinidad de recetas de pollo combinado con infinidad de ingredientes más, en casi cualquier cultura. Por eso, vamos a ver unas cuantas opciones para nuestros crepes salados.

recetas de crepes con pollo

consejos para cocinar pollo y otras aves

Como con cualquier otro ingrediente fresco que vayamos a cocinar, con el pollo hay que tener ciertas precauciones. A diferencia de la ternera, este tipo de carne no es nada aconsejable consumirlo sin cocinar o poco cocinado.

El riesgo de contraer salmonella, campyllobacteriosis o E. Colly es bastante alto si se consume crudo. Pero esto se extiende también a cualquier ave de corral.

Teniendo esto en cuenta, es obvio que tampoco hay que consumirla en mal estado aunque la cocines. ¡Cocinar pollo en mal estado no lo convierte en consumible!

Muy importante también que os lavéis las manos a conciencia cada vez que manipuléis pollo crudo, al igual que limpiéis los instrumentos de cocina usados para manipularlo.

mil y una recetas de pollo para sorprender

Dicho esto, del pollo se puede aprovechar casi todo. Si lo compras de carnicería o pollería, puedes utilizar la carcasa para hacer un riquísimo caldo de pollo casero.

Con otras partes también puedes hacer una de las recetas más famosas del mundo, como son las alitas de pollo al horno, fritas con salsa barbacoa o al estilo KFC.

En nuestra gastronomía también hay recetas muy tradicionales y riquísimas. Qué decir de la receta del pollo en pepitoria, del pollo al horno con cerveza, pollo al chilindrón o el pollo con patatas.

Si eres más de recetas exóticas, el más famoso que conocemos es el pollo al curry con arroz, tradicional de la India. Pero también tenemos el pollo al limón que podemos encontrar en cualquier restaurante chino de barrio. Desde la gastronomía japonesa también nos llega el pollo teriyaki.

Aunque esta página está dedicada a las recetas de crepes salados, vamos a ser buenos y os vamos a dejar a continuación algunas recetas de pollo de las que acabamos de comentar. Si os venís arriba, y queréis innovar combinándolas con crepes, no dudéis en compartir con nosotros la experiencia para probarlos.

receta de alitas de pollo al horno

Si lo que buscáis es una receta fácil que no os llevará prácticamente nada de trabajo (por sí tiempo), es esta. Podéis aderezar las alitas de pollo con la salsa que más os guste, por ejemplo, con salsa barbacoa o miel y mostaza.

La elaboración es muy sencilla:

  • Lava las alitas de pollo y sécalas con papel de cocina.
  • Píntalas con aceite de oliva o girasol por todos lados.
  • Salpiméntalas al gusto y colócalas sobre una bandeja de horno.
  • Cocína las alitas en el horno a 180º hasta que las veas doradas y dales la vuelta.
  • Cuando las veas doradas y crujientes, píntalas con la salsa elegida y ponlas de nuevo al horno para que caramelice la salsa. Con 10 minutos bastará.

Para combinarlas con crepes, lo mejor es que una vez hechas, las deshueséis y añadáis patatas fritas o verdura.

receta de pollo al horno con cerveza

Otra receta fácil y deliciosa es el típico pollo al horno con cerveza. Aunque existen algunas versiones introduciendo una lata abierta de cerveza por su entrepierna… nosotros nos centraremos en una más sencilla.

No os damos cantidades porque esta elaboración se basa un poco al gusto del cocinero, aunque si os damos unos consejos como calcular una pieza del pollo por cabeza (muslo más contramuslo y pechuga más alita).

Ingredientes para el pollo al horno con cerveza:

  • Pollo troceado
  • Limón
  • Zanahoria
  • Patata
  • Cebolla
  • Laurel
  • Ajos
  • Pimentón
  • Sal y pimienta
  • Aceite
  • Cerveza rubia

Para empezar con la receta:

  • Lava el pollo y sécalo con papel de cocina.
  • Embadurna cada pieza con aceite, pimentón y salpimenta al gusto.
  • Cuando lo coloques en la bandeja de horno, pon una rodaja de limón y un diente de ajo sin pelar debajo de cada trozo de pollo. Si los trozos son grandes, coloca dos.
  • Pon las verduras troceadas, el laurel y la cerveza.
  • Tapa la bandeja con papel de aluminio y métela al horno durante 1 hora a 160º.
  • Pasada esa hora, destapa y vuelve a meter el pollo al horno a 220º para conseguir una textura tostada y crujiente.
  • Dale la vuelta de vez en cuando para dorar el pollo bien por las dos caras.

Al igual que con las alitas, puedes probar a combinarlo con crepes deshuesando el pollo y untando en el crepe manzana asada o reducción de la salsa que ha dejado en la bandeja.

receta de pollo teriyaki

Vamos con una de las recetas exóticas que os hemos comentado más arriba, no os asustéis por el nombre porque su elaboración es de lo más fácil y rápido.

El único problema, por decir algo, para preparar pollo teriyaki en vuestra casa es encontrar los ingredientes para la salsa. Aunque hoy en día puedes encontrarlos en muchos supermercados chinos o incluso Mercadona, Consum o Carrefour.

También es fácil comprarlos online y que te lleguen a casa sin preocuparte de salir a buscarlos.

Ingredientes para el pollo teriyaki casero para 4 personas:

  • 4 contramuslos de pollo con piel
  • 2 cucharadas de salsa de soja japonesa
  • 2 cucharadas de sake
  • 2 cucharadas de mirin
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 2 trozos de tallo verde de cebolleta (opcional)
  • 2 rodajas de jengibre (opcional)
  • Harina para rebozar
  • Aceite vegetal

Ahora vamos a ver como cocinamos el pollo teriyaki:

  • Primero preparamos la salsa con la salsa de soja, el sake, el mirin y azúcar. Mezclamos bien y reservamos.
  • Enharinamos el pollo ligeramente y cocinamos en una sartén con el aceite hasta que quede bien dorado por todos lados.
  • Añadimos el jengibre y la cebolleta y freímos con el pollo unos segundos.
  • Si tenemos exceso de aceite, lo retiramos con un papel absorbente o a un recipiente.
  • Añadimos la salsa y cocinamos 1 minuto.
  • Retiramos jengibre y cebollate.
  • Cuando la salsa reduzca a la mitad, da la vuelta al pollo e imprégnalo bien de salsa.
  • ¡Listo para comer! Si quieres presentarlo bonito, córtalo en tiras.

Si te la quieres jugar a probarlo con un crepe, puedes acompañarlo de arroz blanco con más salsa teriyaki.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)